• Mauricio Florez Morris, Ph.D.

¿De qué viven los consultores políticos en épocas no electorales?


Una parte inherente del negocio de la consultaría política, son sus fluctuaciones tanto en la cantidad de trabajo como en el nivel de ingresos. Los picos altos ocurren durante las campañas y los valles suceden en épocas no electorales. Esta realidad genera dificultades para que los dueños de las compañías mantengan una nómina de empleados estables.

De este y otros elementos relacionados con la administración de las empresas de asesoría política se habló en el panel denominado: ""Sustaining a Business in the Campaign Industry: Lessons from Firm Founders" (Manteniendo el negocio en la industria de las campañas políticas: Lecciones de los fundadores de las firmas), el cuál fue parte del Congreso Campaignexpo 2019, evento celebrado a finales de julio en Washington DC, donde participaron destacados consultores políticos norteamericanos. Los siguientes son algunos de los puntos relevantes que se trataron sobre este tema.

Respecto a las fluctuaciones de ingresos y volumen de trabajo, hubo consenso sobre el hecho de que no es eficiente expandir y contraer el número de empleados en una firma de acuerdo con el calendario electoral. Una de las razones es la cantidad de tiempo que se debe invertir para contratar y, en muchos casos, entrenar a nuevos colaboradores. Los panelistas también encontraron que no es positivo que la persona que entra a trabajar en una de estas compañías piense que su estadía es temporal. Por supuesto, cuando se contrata a una persona por pocos meses, se recomienda decirlo desde un primer momento. Igualmente es importante ser franco respecto a las expectativas que la compañía espera del trabajo del empleado al igual que explicarle claramente la misión que tiene la firma. Por ejemplo, en el caso de los Estados Unidos, muchas de las empresas consultoras solo trabajan con clientes de un solo partido político(Republicano o Demócrata) o con organizaciones de una sola tendencia ideológica (Conservadora o Liberal). Aunque hay excepciones, son pocos los consultores que asesoran en una misma elección a políticos de más de un partido.

​​

En ocasiones, para aliviar las fluctuaciones de trabajo, los ponentes aconsejan subcontratar a otras compañías que puedan hacer parte de la labor. Este es el caso de emplear a una firma especializada en hacer llamadas telefónicas, en vez de buscar y entrenar a cientos de personas para hacer este trabajo.

El panel también abordó diferentes formas para mantener la estabilidad financiera de una firma de consultoría política. Una alternativa es prestarle servicios a otras organizaciones como es el caso de las agencias del gobierno y las ONGs. Otra opción mencionada es la de generar un producto que se pueda comercializar en épocas no electorales. Este es el caso de una firma que decidió producir software relacionados con asuntos políticos, lo que le genera rentabilidad cuando no se trabaja en campañas. Adicionalmente, se considera que el manejo financiero de la compañía es esencial para sobrevivir. En este sentido, se acentuó la importancia de ahorrar parte del dinero que entra durante las campañas para sostener la empresa el resto del tiempo. En ocasiones, estas firmas se financian gracias a las inversiones de las ganancias que se obtienen en épocas electorales. Por ejemplo, uno de los ponentes dijo que su compañía había comprado las oficinas donde trabajaban y que habían tenido que hipotecarlas un par de veces para sostenerse. Todos los ponentes también estuvieron de acuerdo en que es importante tener unas buenas relaciones con un gerente de banco que entienda el negocio de la consultoría política. En broma se comentó que estos banqueros son más fáciles de encontrar en Washington DC que en otras ciudades de los Estados Unidos.

Aunque no se mencionó en el panel, se puede agregar que algunas firmas de asesoría política también generan ingresos adicionales prestando servicios en el extranjero. Este es un tema del cual no se habla tanto pues han habido ocasiones en que algunos de estos ingresos en el exterior no son debidamente reportados en las declaraciones de impuestos. Uno de los casos más recientes fue el del ex-asesor del Presidente Trump, Paul Manafort, quien fue condenado a 47 meses de cárcel por fraude fiscal y bancario, al no reportar millonarios ingresos obtenidos en trabajos de consultoría política para el expresidente ucraniano Viktor Yanukóvich.

Debido a que comprometerse para que una campaña política resulte exitosa es con frecuencia una labor estresante para toda la compañía, se habló de la necesidad de preocuparse por la salud mental y física de los trabajadores. Por ejemplo, se recalcó la importancia de que los dueños de las firmas generen momentos de distensión individual y grupal, como: procurar que los empleados asistan a un gimnasio, hacer reuniones en un bar, planificar actividades recreativas y, en general, preocuparse por la vida de cada uno de los empleados.

También se dijo que los dueños de las compañías deben dar ejemplo tomando tiempo libre y llevando un estilo de vida sano, aunque se reconoció que en muchos casos las jornadas de trabajo para ellos son más largas y solitarias que para el resto de los colaboradores. De hecho, el hablar de soledad fue uno de los elementos que más llamó la atención y más eco tuvo entre los dueños de otras firmas consultoras que formaban parte de la audiencia. El comentario general fue que una de las ventajas de tener un socio en el negocio es contar con alguien que entienda el trabajo que ellos hacen y los feliciten cuando se realiza bien.

Por último, se enfatizó en la diferencia entre trabajar para una campaña política y hacerlo para varias simultáneamente. El tema surgió analizando las dificultades que algunas personas tienen cuando empiezan trabajando en una campaña específica y luego pasan a una firma consultora a asesorar a varias cuentas (o campañas) a la vez. Sobre esta transición laboral se dijo que el tipo de motivación y el nivel de trabajo cambian cuando se asume la labor de campañas electorales de forma más profesional, por ejemplo, la relación con el cliente (candidato u organización) se modifica y se empieza a pensar a más largo plazo.

En conclusión, la asesoría política es una de las profesiones más antiguas del mundo. La historia política universal rescata la importancia que muchos asesores de mandatarios tuvieron en la toma de importantes decisiones. Con la modernización de la sociedad, la evolución tecnológica y el desarrollo de las ciencias sociales y de la comunicación, la profesión va ganando cada vez mayor autonomía y reconocimiento. Ahora esta industria enfrenta nuevos desafíos, como es el de sostener una organización que sea eficiente y rentable con largos periodos de inactividad. Los eventos como Campaignexpo 2019, generan un espacio apropiado para trabajar colectivamente en busca de las mejores alternativas para sostenerse en tiempos de recesos electorales.

Este artículo fue escrito por Mauricio Florez Morris, Ph.D. El autor ha sido profesor en las facultades de Ciencia Política y Sociología en University of Maryland, George Washington University, Georgetown University, y North Virginia Community College en los Estados Unidos. En la Universidad del Rosario y la Universidad Javeriana en Colombia, al igual que en la Universidad de Buenos Aires y la Universidad del Salvador en la Argentina.

Su actual interés académico se centra en temas relacionados con los estudios de opinión pública, campañas electorales, marketing, liderazgo y psicología política. Es miembro de la American Political Science Association (APSA) y la American Sociological Association (ASA), al igual que de la Asociación Colombiana de Consultores Políticos (ACOPOL). Ha trabajado en campañas electorales para organizaciones afiliadas al Partido Demócrata en los Estados Unidos.

Nota: Si aún no está inscrito y quiere recibir otros nuevos artículos como el que acaba de leer, puede ingresar su correo electrónico en la página: https://www.liderazgo-politico.com/ Su dirección solo se usará con este propósito y no será compartida con ningún tercero. Otra alternativa para mantenernos en contacto es por twitter, en la dirección: @florezmorris, desde esta plataforma envío notificaciones de nuevos artículos y de mi participación en actividades académicas.


159 vistas0 comentarios