El tipo de preparación en la universidad influye en el campo laboral de los egresados

La Ciencia Política es una profesión que potencialmente le brinda a sus egresados muchas posibilidades de trabajar en áreas relacionadas con la política. Sin embargo, las posibilidades de conseguir empleo como politólogo están en gran parte relacionadas con la orientación académica del programa donde se estudia esta carrera.  

Grosso modo, existen al menos dos orientaciones, que muchas veces coexisten dentro de varias Facultades de Ciencia Política. La primera tendencia enfatiza la educación humanista en la cual se busca que el estudiante adquiera una cultura universal que le permita desarrollarse como una mejor persona. La segunda perspectiva es netamente práctica y subraya la importancia de que el estudiante desarrolle habilidades para poderse emplear una vez graduado. Aunque las dos tendencias coexisten en muchos programas, casi siempre, y por diferentes razones, una de ellas predomina. 

Pese a que valoro la visión humanista, considero aún más importante, para la vida de los estudiantes, la adquisición de destrezas profesionales. Pienso que cualquier Departamento de Ciencia Política tiene la obligación de brindarle a sus alumnos todas las herramientas posibles para que puedan desarrollarse profesionalmente y eviten convertirse en egresados frustrados. Obviamente, estudiantes de programas donde se enfatiza la adquisición de una cultura general van a tener menos facilidades de insertarse laboralmente que sus colegas que recibieron una educación más acorde con las necesidades del mercado. 

Lamentablemente, a priori, es muy difícil establecer la importancia que cada unidad académica le da a su educación humanista y práctica. Sin embargo se puede especular que programas con un alto número de cursos en teoría, filosofía y materias de otras profesiones (derecho, sociología, economía, antropología, etc.) tienden a inclinarse a una formación más humanista, mientras que asignaturas con nombres que incluyan palabras como: metodología, técnicas, investigación, análisis, taller, laboratorio y prácticas están más cerca a una visión que favorece el desarrollo de destrezas laborales. Adivinar el énfasis que cada Facultad de Ciencia Política pone en el desarrollo profesional de sus estudiantes, es aun más difícil cuando cursos, como: "Liderazgo Político" u "Opinión Pública" pueden ser dictados acentuando la perspectiva teórica de la materia o el desarrollo de habilidades prácticas propias de cada asignatura. En últimas esto depende del profesor que la dicte. 

Un elemento clave para diferenciar a los programas con tendencia a una educación humanista, de los que priorizan el desarrollo de habilidades labores, está en que estos últimos motivan a sus estudiantes a que durante su carrera vayan construyendo un portafolio de trabajos, el cual pueda ser mostrado a futuros empleadores. Esta idea fue originalmente adoptada por departamentos de arte, publicidad y educación. Los portafolios son un instrumento muy importante porque permiten que estudiantes y egresados muestren sus productos y habilidades a sus potenciales empleadores. Cursos con orientación práctica deben estar dirigidos a que el estudiante aprenda a elaborar trabajos de optima calidad que puedan ser incluidos en su portafolio profesional. Pese a que tener un portafolio no es una práctica generalizada entre los recién egresados en Ciencia Política, cada vez más, el tener buenos ejemplos de trabajos previamente realizados, marca la diferencia en el momento de conseguir un buen empleo.  

© 2021 Mauricio Florez Morris, Ph.D. Todos los derechos reservados.​

SÍGUENOS:

  • w-facebook
  • Twitter Clean