• mauricio florez morris

¿Cómo Combatir el Síndrome de "Fatiga Zoom" en las Actividades Políticas por Internet?



Debido a la cuarentena, una importante parte de la población ha concentrado muchas actividades en sus casas, necesitando emplear con más intensidad que antes, herramientas tecnológicas como videollamadas grupales (Zoom, Skype Facetime, etc.). Lamentablemente, la sobreutilización de estos recursos para todo tipo de reuniones (laborales, lúdicas, religiosas, educativas, políticas, etc.) está generando el fenómeno que hoy se conoce como "Fatiga Zoom."



Desde la óptica de la consultoría política, en este breve artículo, se presentan cuatro puntos sobre el fenómeno de las videoconferencias y la "Fatiga Zoom": (1) Cinco beneficios de usar esta tecnología en actividades proselitistas. (2) El significado del concepto "Fatiga Zoom" y lo que la origina. (3) Lo que se puede hacer a nivel personal para reducir esta sensación de cansancio. (4) Seis acciones concretas que consultores electorales están implementando para contrarrestar la "Fatiga Zoom" entre los participantes en actos políticos digitales.


La nota recoge los testimonios de Anna Rembold, presidenta de Anna Marie Events, con más de 30 años de experiencia en producción de eventos para diferentes grupos políticos, y de la consultora Republicana Susan Ralston, presidenta de SBR Enterprises LLC, quien trabajó por seis años con Karl Rove, en la Casa Blanca durante la administración de George W. Bush y se destacó por su participación en la campaña de reelección de la formula Bush-Cheney 2004.


Múltiples beneficios de usar videoconferencias en actividades proselitistas en medio de la pandemia.


Además de proteger a los participantes del posible contagio con el Covid-19, el uso de videoconferencias les ha generado al menos cinco beneficios a las campañas electorales que actualmente se adelantan en la región.



(1) Esta herramienta digital sirve para recolectar información sobre los participantes a las reuniones porque al ingresar a estos eventos virtuales, usualmente necesitan llenar una planilla con sus datos. Posteriormente esta información es usada para otras actividades de campaña como son: enviarles publicidad del candidato, invitarlos a hacer trabajo voluntario o incentivarlos a participar en otros eventos.


(2) Las videoconferencias le ahorran al candidato y a su equipo de asesores una gran cantidad de tiempo y desgaste físico que antes se consumía viajando y preparando presencialmente los eventos. Hoy, desde su casa, un líder puede realizar múltiples reuniones por todo el país y finalizar la jornada estando mucho más descansado que si hubiera tenido que asistir a las mismas personalmente. Igualmente ocurre con los asesores, quienes estando en diferentes ciudades, se pueden reunir rápidamente para discutir cualquier novedad y formular alternativas de acción.



(3) Esta tecnología adicionalmente ha probado ser útil para bajar los costos de campaña, especialmente en rubros como pasajes, hoteles, refrigerios y alquiler de salones. Usualmente, videoconferencias con pocas personas resultan gratuitas, y grandes reuniones tiene un costo que se puede considerar nominal frente a los recursos necesarios para hacer las mismas conferencias a nivel presencial.


(4) Las videoconferencias también se están empezando a implementar en campañas electorales para recolectar donaciones. Además, debido a los bajos costos antes mencionados, gran parte del dinero recolectado va directamente a apoyar el funcionamiento de la candidatura.



El siguiente aviso es una invitación para recaudar fondos, que hizo el pasado mes de mayo, la campaña Biden-Presidente. En la misma las personas se inscribieron para recibir una cena en sus casas. El costo para participar en este evento iba desde los $1,000 hasta $20,000 dólares por participante. Un gancho adicional fue incluir la participación de la Senadora Amy Klobuchar, como invitada especial, una de las líderes políticas que más suena como candidata a la vicepresidencia en la formula Demócrata.

Otro ejemplo de cómo recolectar fondos por videoconferencia lo da la Senadora Demócrata Nancy Pelosi, Presidenta de la Cámara de Representantes, quien aprovecha el lanzamiento del libro "The Nancy Pelosi Way" para reunirse digitalmente con sus seguidores y solicitar donaciones. Nótese que los costos de esta convocatoria van desde $25 dólares si solo se quiere asistir virtualmente al evento, $50 si además se quiere recibir el libro autografiado y hasta $1,000 dólares si se escoge ser patrocinador.



(5) El hecho adicional de que las videoconferencias sean grabadas, permite que personas que no pudieron asistir a la transmisión del evento en directo, lo puedan ver más tarde en diferido. Adicionalmente, tener la grabación disponible ayuda al trabajo que realiza la prensa que cubre al candidato. En ocasiones, posterior al evento, importantes apartes del mismo pueden ser compartidos con los seguidores y con los medios de comunicación. Las grabaciones de las videoconferencias constituyen también un valioso insumo utilizable en la elaboración de material publicitario de la campaña.


El elemento legal que se debe tener en cuenta con el uso de videoconferencias está ampliamente tratado en el artículo: Blindando candidatos frente a riesgos legales en tiempos del Covid-19


¿Qué es la "fatiga zoom"?


Pese a las múltiples ventajas de la utilización de videoconferencias en campañas políticas y en otras actividades, una preocupación de parte de muchas organizaciones es el sobreuso de esta herramienta y su efecto negativo denominado "Fatiga Zoom". Este fenómeno se refiere al agotamiento mental que las personas sufren debido a la sobreexposición a este tipo de comunicaciones.



En los últimos meses se ha multiplicado la literatura con explicaciones de las causas que generan la "Fatiga Zoom". Desde expertos que atribuyen el fenómeno al "Efecto Mickey Mouse", es decir a que las computadoras transmiten un tono de voz más agudo que el normal, lo que genera molestia en los participantes, hasta otros que indican que el cansancio mental se produce como consecuencia de estar obligado a concentrarse mirando permanentemente a las personas en la pantalla y sin tener la posibilidad de desviar la vista para captar otros mensajes (no verbales) o corporales del interlocutor.


Dificultades en la transmisión de la imagen y sonido también son otra posible fuente de fatiga. Se calcula que en promedio las respuestas en una conversación de videoconferencias demoran 1.2 segundos más que en charlas presenciales. Esto genera un cambio negativo en la percepción que se tiene del interlocutor. Se especula que, si este tipo de interrelaciones se repite a lo largo del día, se produce un efecto acumulado de cansancio. Por supuesto, el hecho de que en época de cuarentena se usen las videoconferencias para todo, repercute en que al final del día, esta sobreutilización pueda generar rechazo de los usuarios hacia esta tecnología.



Acciones Individuales para Reducir la "Fatiga Zoom"


Existe un sinnúmero de consejos para que individualmente cada persona reduzca su "Fatiga Zoom". Por ejemplo, la publicación Harvard Business Review ofrece seis recomendaciones: (1) Evite hacer múltiples tareas mientras atiende una videoconferencia. (2) Tome pequeños descansos durante la misma. Por ejemplo, desvíe la mirada de la pantalla por unos segundos. (3) Reduzca el estímulo visual que ofrecen las pantallas. Esto se logra, apagando la emisión de imágenes de vídeo cuando la persona no está hablando. (4) Haga opcionales los eventos comunitarios en zoom y en caso de programarlos, organice el orden en que las personas van a hablar, así no tienen que estar adivinando en que momento pueden intervenir. (5) Utilice cuando sea posible otros medios de comunicación como los correos electrónicos y las llamadas telefónicas. (6) Establezca como política de su empresa la utilización del teléfono como la principal herramienta para hablar de negocios, solo programe videoconferencias cuando la situación realmente lo exija. Ampliación de estos puntos se puede encontrar en la página:

https://hbr.org/2020/04/how-to-combat-zoom-fatigue


Pese a que a nivel individual ya se están implementando estas y muchas otras recomendaciones, la organización que patrocina el evento también tiene la responsabilidad de procurar disminuir la "Fatiga Zoom "de los participantes. En el caso de reuniones partidarias, algunos consultores ya están desarrollando las siguientes tácticas para hacer estos foros más atractivos.


Seis acciones que consultores electorales están implementando en diferentes campañas para contrarrestar el fenómeno de la "Fatiga Zoom"

1. Un consejo que la consultora Republicana Susan Ralston ofrece para hacer más atractivas las videoconferencias es el contratar a una figura pública que despierte interés entre la audiencia. Por ejemplo, en reciente evento ella llevó como moderadora de una charla con jóvenes candidatos Republicanos, a la exembajadora de los Estados Unidos ante las Naciones Unidas, Nikki Haley. Por supuesto, la presencia de Haley aseguró el éxito de la reunión.


Otro ejemplo del uso de una celebridad como gancho para incrementar el interés por participar en una videoconferencia se puede observar en el anuncio a continuación. En este caso, se publicita la presencia de Scott Dworkin, famoso activista Demócrata quien para las elecciones del 2016 recolectó más de 20 millones de dólares a favor de su partido. Es conocido también por su podcast de ideología liberal.



2. Anna Rembold, con 30 años de experiencia en organizar eventos, recomienda el uso de nuevas tecnologías para hacer las videoconferencias más interesantes. Su compañía Anna Marie Events, está a la vanguardia en el uso de experiencias en 3D para participantes en videoconferencias. Para ella, el objetivo fundamental es replicar lo más fielmente posible las interacciones humanas que hay en las reuniones virtuales. Rembold opina que es muy difícil para una campaña el poder contagiar de energía y entusiasmo a un grupo de personas si lo único que se les ofrece son comunicaciones en dos dimensiones y con mala calidad de imagen. Su empresa brinda el poder llevar el trabajo de campo (grassroots) al mundo digital.


3. Reconociendo que los costos de generar un ambiente en 3D son aún muy altos, ambas expertas insisten en la necesidad que todas las campañas tienen para hacer alguna innovación en sus videoconferencias. Se recomienda que inviertan algo de dinero en un escenario y agreguen algún elemento cinematográfico a las presentaciones.


Otra alternativa es generar un evento alrededor de la presentación y discusión de un film, como es el caso que se presenta a continuación, donde se invita a ver el documental político "Slay the Dragon" (Matar al Dragón). Esta cinta ilustra el efecto que tiene la redistribución de los distritos electorales en los resultados de las elecciones. En otras palabras, se denuncia cómo los legisladores Republicanos crean jurisdicciones electorales para favorecer la elección de sus candidatos mientras que al mismo tiempo apiñan a todos los votantes demócratas en pocos distritos para que de esa forma elijan el menor número posible de partidarios que los representen en corporaciones públicas. Reorganizar los distritos electorales a su conveniencia, es una táctica para mantener el poder cuando se tiene un voto minoritario en las elecciones.


Avance del documental



4. Una tecnología para hacer interesante las videoconferencias y que es intermedia entre las dos ya mencionadas es la de ofrecer "charlas de cócteles virtuales." Esta dinámica ya bastante popular en conferencias de negocios consiste en que la computadora conecta los vídeos de dos personas para que puedan dialogar por 5 minutos. Al concluir este tiempo, la computadora termina la charla y reconecta a cada participante con alguien nuevo. Al cabo de una hora, cada persona tiene la posibilidad de haber conversado con otros 12 participantes.

5. Otra táctica bastante usada para mejorar la experiencia de una videoconferencia, es la de enviarle con anterioridad a los participantes inscritos, un paquete con información de la misma. Por ejemplo, los ponentes pueden recibir carteles para adornar el sitio desde donde se emite su charla. El público participante puede recibir un kit con estilógrafo, cuaderno y demás material de propaganda de la campaña. En el caso de que sea una reunión para recaudar fondos, en ocasiones se acostumbra a contratar con un restaurante para que les haga llegar a los participantes la cena a domicilio. Por supuesto, esto se debe hacer siguiendo todos los requisitos legales que actualmente rigen para prevenir el contagio del Covid-19.




6. Ambas expertas sostienen que entre mayores posibilidades tiene la audiencia de participar activamente en el evento, más acogida este va a tener. Una razón para pensar así es que ahora en época de confinamiento, muchas personas quieren tener más oportunidades de interacción con otras. Cuando estas interacciones no se ofrecen, se encuentra que el interés por participar en las videoconferencias disminuye y la posible audiencia dice preferir ver televisión o ingresar al youtube, por su mejor calidad de imagen. Inclusive se citan estudios donde se muestra que el número de personas que asiste a una videoconferencia aumenta en un 200% cuando se ofrece la posibilidad de interactuar con los ponentes.



Independientemente del nivel de tecnología que una campaña pueda tener en sus videoconferencias, los consultores deben usar todo su arsenal de herramientas de comunicación para producir mensajes sobre el candidato, que logren inspirar a la audiencia. Reflexionando sobre las dificultades del momento, la consultora Republicana Susan Ralston comenta que mientras en un año electoral normal en los Estados Unidos, para junio, ella ya había hecho al menos 5 grandes eventos de recolección de fondos, ahora solo había realizado uno. En parte porque los grandes donantes no están interesados en dar su dinero sin tener una interacción más directa con los candidatos. Adicionalmente, otros temas como la salud, la economía y las protestas sociales le han quitado protagonismo a la carrera electoral, lo que hace más difícil que las personas se involucren en el proceso.


Conclusiones


Si bien es cierto que algunos políticos organizan pequeñas reuniones presenciales con sus seguidores, se sabe que esta dinámica no es suficiente para sustituir el trabajo proselitista que normalmente se hace durante una campaña. Debido a esto, muchos consultores se ven abocados a explorar las mejores formas cómo los eventos presenciales pueden ser reemplazados por las videoconferencias. Sustituir los actos o reuniones en vivo constituye un desafió que enfrentan muchas industrias, especialmente porque la utilización excesiva de las videoconferencias está empezando a generar una profunda aversión a su uso entre sectores importantes de la población.

El pensamiento más positivo desde la consultoría política para lidiar con votantes que manifiestan "Fatiga Zoom" es que todas las campañas tienen que resolver el mismo obstáculo para llegar a sus electores. Claramente, depende de la capacidad de cada asesor el reconocer la magnitud de este problema y el implementar cambios para que sus campañas saquen el mejor provecho posible al tener que seguir trabajando con videoconferencias.


Este artículo fue escrito por Mauricio Florez Morris, Ph.D. El autor ha sido profesor en las facultades de Ciencia Política y Sociología en University of Maryland, George Washington University, Georgetown University, y North Virginia Community College en los Estados Unidos. En la Universidad del Rosario y la Universidad Javeriana en Colombia, al igual que en la Universidad de Buenos Aires y la Universidad del Salvador en la Argentina.


Su actual interés académico se centra en temas relacionados con los estudios de opinión pública, campañas electorales, marketing, liderazgo y psicología política. Es miembro de la American Association of Political Consultants, la American Political Science Association (APSA) y la American Sociological Association (ASA), al igual que de la Asociación Colombiana de Consultores Políticos (ACOPOL). Ha trabajado en campañas electorales para organizaciones afiliadas al Partido Demócrata en los Estados Unidos.


Nota: Si encuentra este artículo interesante, puede compartirlo. Si aún no se ha inscrito y quiere recibir otras notas como la que acaba de leer, puede ingresar su correo electrónico en la página: https://www.liderazgo-politico.com/ Su dirección solo se usará con este propósito y no será compartida con ningún tercero. Otra alternativa para mantenernos en contacto es por twitter, en la dirección: @florezmorris Desde esta plataforma envío notificaciones de nuevos artículos y de mi participación en actividades académicas.





488 vistas0 comentarios

© 2021 Mauricio Florez Morris, Ph.D. Todos los derechos reservados.​

SÍGUENOS:

  • w-facebook
  • Twitter Clean